La semblante realidad

Hace poco, revisionando la magnífica Freud: Retrato de una Obsesión [Freud: The secret Passion], de John Huston, observé en el mobiliario, las costumbres de la época del profesor Freud, y claramente tuve la certeza de que los métodos de Interacción Analista-Analizante habían evolucionado lo mínimo, la presencia física, los muebles, la librería, tres sillas (normalmente queda una vacía) incluso un diván parecido al que yo mismo uso para leer. Acto seguido del visionado, miré por segunda vez la Imaginativa y llena de contenidos multi-capa “Gamer” de un sorprendentemente preciso Mark Neveldine, donde Michael C. Hall (Dexter), interpreta a un gurú que consigue crear una nueva generación de juego social “Civilization”, en la que unos jugadores desde el sofá alquilan los cuerpos y dominan la voluntad de otros que reciben buenas recompensas y más cediendo su voluntad a todo tipo de perversiones e idioteces de interacción entre semblantes. Película de difícil clasificación, parece una cosa y es otra distinta, aunque entiendo que muchos no la soportan demasiado tiempo…

Algunas teorías Psicoanalíticas que me gustan se fundamentan en la creencia de que el pensamiento está estructurado por la palabra, En líneas generales estoy de acuerdo con la aplicación de esa teoría en cuanto a la solidez del constructo, aunque, de forma personal opino (y eso que no tengo ni Pajolera idea) que: La demanda de un Significado(1) es lo que precede, e instrumentaliza a la palabra(2) para estructurar el pensamiento(3) y responder así a la demanda de significado primera (4). És el foco del pensamiento una pregunta o una respuesta? Quién es el pensador tras el Pensamiento?

Ante ésta formulación, Una compañera un poco tiquismiquis me preguntó: ¿qué pasaría con un niño que ha crecido en un bosque alejado de los humanos, y no ha conseguido formalizar la palabra en su estructura psíquica? Que ocurre con su Inconsciente? al ser la demanda de significado precedente (la Búsqueda del significado es una cuestión del campo imaginario) , y no ser estructurada por no encontrar la palabra, nuestro Amigo de los Bosques no abandona su Ignorancia, cree, pero no sabe; y al mismo tiempo, al no contar con la estructura de la palabra para reprimir de forma argumentada las pulsiones de su inconsciente, vive más cercanamente a sus instintos primarios, ¿Tendríamos un tipo con buenas posibilidades para acercarse a la felicidad?. Su “Realidad” (que es una percepción) será más cercana a “lo real” porque no ha contado con los mecanismos de estructuración para los que mediante esa supuesta “realidad” articulamos el lenguaje, que nos proporciona una narrativa que nos dá un lugar en el mundo, sólo es Genuino y verdadero lo imprevisto y lo nuevo, procesamos y descomponemos la información, de tal forma que la utilizamos al tiempo que nos adaptamos a sus posibilismos. O sea, Ni flowers…

La palabra precede al sujeto, y hemos de adoptar y adaptar nuestra construcción psíquica a su formulación.

No seguiré escribiendo por hoy.

Anuncios

Un comentario sobre “La semblante realidad

  1. Hola David C, que tal? he pasado por la libreria y esta cerrada (recuerdo que me dijiste que la abrian en 2 semanas más o menos). Te quería comentar algunas cosas, a ver si podemos quedar algun día que te vaya bien.

    Un saludo
    Paula

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s